Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 30 de marzo de 2009

POLVORA DEL REY

9.000 millones de euros, nada menos
Cuenta un blogger aficionado a la historia cuyo perfil le dice procedente del sector bancario que en tiempos de los tercios de Flandes los soldados se sufragaban su propia pólvora tomándola de la paga (o soldada), salvo en ocasiones especiales como asedios o similares en que se la repartían a discreción, y que en estos casos le daban candela a todo trapo y sin mirar si era mucha o poca la que gastaban.
Años después, en España pasa lo mismo. La Caja financiada con fines políticos se ha pulido lo que no está en los escritos, pero como era pólvora del rey lo normal es que el reino vuelva a palmar más.
Menuda solución para la crisis: premiar a los culpables y seguir dando por saco a los inocentes contribuyentes.
El blog a que me refiero se llama http://curistoria.blogspot.com/

miércoles, 4 de marzo de 2009

OCHO ALMAS

Hace algún tiempo fuimos al cine a ver “Siete almas”, la película producida y protagonizada por el antaño seductor - gamberrete de West Filadelfia acogido a la fuerza por sus adinerados parientes del lujoso barrio de Bel Air, mayordomo incluido. De aquella serie tan redifundida desde entonces nos quedó a muchos el recuerdo del marchoso primo Carlton, fanático hasta la médula del galés Tom Jones, que dejó nuestras pupilas ochenteras deslumbradas con sus contoneos al ritmo de “Not Unusual”.

El Sr. Smith está madurando pero que muy bien, no solo porque mantiene una envidiable forma física sino también, y sobre todo, a la vista de la evolución de su filmografía. En pocos años, el rapero que convirtió su propia juventud en una serie de culto de los ochenta ha ido abandonando sutilmente la comedia insustancial (Men in black I y II, Wil wild west, Hitch, …) y el cine de acción puro y duro (Enemigo Público, Soy Leyenda) para tejer brillantes interpretaciones en proyectos, además, parcialmente impulsados por el mismo, como “En busca de la felicidad” y ésta “Siete almas”, ambas del mismo director.

No quiero fastidiarte la trama desvelando un contenido que solo se hace evidente a medida que avanza la película, lo cual resulta muy de agradecer en un mundo cada vez más sosamente predecible. Pero si ya la has visto o para cuando lo hayas hecho, quizás se te planteara una reflexión parecida a la siguiente: el proyecto del protagonista, pese a su nobleza y coraje, consistía en salvarse a sí mismo, tanto o más que al resto de los beneficiarios de su decisión.

Cuando se renuncia a todo lo que uno tiene resulta fácil entregarse en cuerpo y alma. Pero vitalmente no es más valeroso hacerlo que hacer de tripas corazón y seguir adelante, día a día. Los tiempos de crisis en que estamos ya inmersos nos van a ir exigiendo superar duras pruebas y momentos difíciles, y darles la espalda y huir no será la solución más adecuada, por muy espectacular y teatral que pueda resultar la huida.

Consideraciones aparte acerca del alegato a favor de una manifestación de la solidaridad entre las personas que en España tiene una respuesta creciente y proporcionalmente mayor a la de otras naciones, creo que el mensaje de la historia está conscientemente distorsionado, seguramente por motivos comerciales. El personaje que representa nuestro añorado “fresh prince” no es un héroe, ni un ejemplo a seguir. En su empeño por salvar su alma, y salvando las otras siete, pierde la suya al rendirse, en definitiva y pese a la nobleza del gesto con que lo hace.

Prefiero mil veces la determinación por encima de contrariedades del protagonista de “En busca de la felicidad”, pues la vida ha vuelto a demostrarme recientemente que nunca hay que darse por vencido, que como dicen los taurinos “hasta el rabo todo es toro” y que si se sigue luchando al final siempre hay una oportunidad de mejorar las cosas. Que se lo digan si no a los votantes de los partidos no nacionalistas del País Vasco, esa mayoría silenciosa que más de treinta años después puede poner fin a las omertás del nacionalismo moderado y radical.

lunes, 2 de marzo de 2009

EL FIN DEL EUSKOMOMIO


Los resultados de las elecciones autonómicas del País Vasco ofrecen una oportunidad histórica a los sufridos habitantes de las provincias vascongadas. Esta circunstancia ha producido una lógica preocupación entre los pene en uve istas, tras lustros de momio hereditario nacional – vascuence. Tal es el disgusto de los miles de paniaguados del partido ante la perspectiva de verse privados de la mamadurría, que los miembros del EBB del PNV ya contemplan con detenimiento la posibilidad de sacrificar a su líder en un magno holocausto, como se puede apreciar en la instantánea adjunta. Los celtas galegos, en cambio, han preferido volver a lo malo conocido tras cuatro años de nefasta aventura nacional (BNG) – socialista cuajada de anécdotas propias de la Corte de Monipodio. Y es que o novo Presidente, a mais de buena persona, tiene pinta de haber comido caliente toda la vida, y eso le quita a uno las tentaciones de gastar a lo tonto y juntarse con quien no debe.