Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 20 de marzo de 2014

LA FIRMA: LA AVERIA DE LA CATENARIA O LOS DAÑOS IRREPARABLES


 Hace bastantes años, creo recordar que estábamos en segundo o tercero de “BUP”, unos cuantos compañeros del Colegio quedamos en Valladolid con otro grupo que habíamos conocido durante las vacaciones de Semana Santa. Fuimos en tren, y al poco tiempo de salir de la estación, prácticamente debajo de la pasarela de la “Huerta Guadián” éste se detuvo.
Permanecimos allí atascados durante más de una hora, el tiempo de ir y venir a Valladolid, sin que nadie nos diera explicación alguna de los motivos ni del retraso previsto –entonces vivíamos en la calle Reyes Católicos, en los edificios del “Pilar”, justo enfrente de la pasarela, por lo cual si hubiera conocido la duración del retraso me hubiera bastado cruzar la vía para esperar cómodamente en mi casa -.
En esa y otras ocasiones he oído comentar, no sé si con fundamento técnico, que se había “soltado la catenaria” y había que esperar a que pasara otro tren “para volverla a colocar”. La verdad es que parece un poco chusco que el remedio para encajar la línea aérea de tensión eléctrica que suministra la energía a los trenes en su recorrido sea hacer pasar otro tren, pero como España es diferente uno puede creerse cualquier cosa.
Hace dos domingos, cerca de 2.000 viajeros sufrieron una experiencia semejante entre las estaciones de Palencia y Valladolid, debido a una avería en la catenaria, una caída de tensión a consecuencia de un enganchón entre las localidades de Corcos y Cabezón de Pisuerga que inutilizó ambos sentidos de la marcha. Las imágenes de los grupos de personas esperando una información y unas soluciones que no llegaban están todavía en la web del Diario Palentino.

Aunque ADIF tiene un sistema de indemnizaciones que puede llegar según los casos a compensar el coste total del billete, así como el medio de transporte alternativo, los malos ratos y perjuicios personales derivados de estos disgustos son irreparables, y deberían dar lugar a una compensación adicional fundada en la responsabilidad objetiva de la empresa.


"Catenaria en Jeréz de la Frontera". Fuente: www.ferropedia.es.
En la página de ADIF hay bastante información acerca de sus distintas clases y funcionamiento.