Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 25 de octubre de 2013

LO PRIMARIO ES LO PRIMERO

Mi firma del 16 de octubre en la SER. Según decía Cicerón, "La agricultura es la profesión del sabio, la más adecuada al sencillo y la ocupación más digna para todo hombre libre". En nuestra provincia, la importancia del sector agrícola y ganadero es indiscutible. Y el impacto de las decisiones políticas con repercusiones negativas en el mismo, innegable. La Unión Europea ha decidido reducir sensiblemente las ayudas de la PAC sobre el importe inicialmente previsto este año, debido a la necesidad de ajustar su presupuesto al techo de gasto o límite fijado al efecto. Esta decisión de recorte tendrá su fundamento, pero desde luego no se explica sin una mala planificación previa. La Unión Europea a su vez tiene consagrado, entre otros, el principio de Confianza Legítima, como un derecho de los ciudadanos de la misma a esperar, en similares circunstancias, decisiones similares de las instancias europeas. Y descansa, como cualquier otro Estado de Derecho, entre otros en el principio de Seguridad Jurídica, en cuya virtud los ciudadanos podemos confiar en la aplicación de las leyes y la ejecución de los acuerdos adoptados por la administración, que se vincula en sus decisiones a través de la llamada teoría de los "actos propios". Sin embargo, estos años de crisis han ido produciendo decisiones contrarias a los principios descritos, generando cada vez mayor inseguridad. Los sueldos de los funcionarios, sometidos a recortes y requisas incluso retroactivas. Los presupuestos de sectores esenciales como la educación y la sanidad, progresivamente reducidos. Las subvenciones prometidas a unos u otros sectores, escamoteadas con unos u otros pretextos, como en el caso de la minería, cuando no directamente requisadas como si nos encontráramos en un estado de sitio, por ejemplo las ayudas al sector remolachero. Solo faltaba Europa por sumarse a este cúmulo de despropósitos, frente a los cuales la única reacción posible es el enfrentamiento directo con sus troikas e instituciones, haciendo cada sector un frente común mediante el ejercicio de todas las acciones legales a su alcance. De lo contrario, en unos años no quedará nada por lo que luchar.

miércoles, 16 de octubre de 2013

MEDALLAS

Os dejo mi firma de la semana pasada en la SER. Gracias a todos por vuestra atención.


El pasado día 2 de octubre se celebraba la festividad de los Angeles Custodios, patronos de la Policía Nacional. Con ocasión de esta efeméride, la Dirección General del Cuerpo que ostenta nuestro vecino Ignacio Cossidó otorgó, según algunas informaciones publicadas, más de 3.000 medallas en reconocimiento a los méritos policiales de otras tantas personas, de las cuales a su vez más de 400 no serían funcionarios del Cuerpo. En la provincia de Palencia, recibieron estas medallas el Obispo D. Esteban Escudero, la Magistrada Rosa Martínez, entre otros; en la de Salamanca, el Rector de la Universidad D. Daniel Ruipérez; en Avila, el Alcalde, etc. … . Los actos se celebraron entre el miércoles 2 y el sábado día 5 de octubre.

El sábado día 5 de octubre se celebraba también el Día Mundial del Docente. El Ministerio de Educación publicó una nota de prensa al respecto, como en nuestra comunidad se prodigaron los comunicados de los sindicatos y asociaciones del sector, pero no así hasta donde he podido averiguar desde la administración educativa. Ni que decir tiene que no he constatado tampoco el otorgamiento ni entrega de medalla o reconocimiento alguno, ni se de actos celebrados en nuestra capital ni provincia.

El reconocimiento social de los méritos de una profesión y, por extensión, de quienes hayan colaborado de forma significativa con sus instituciones es un factor decisivo para motivar a quienes la desarrollan en el presente, y un estímulo para quienes en un futuro se lo puedan plantear. Para atraer a los mejores a los sectores esenciales de un estado social y democrático de derecho (y la seguridad y la educación, junto con la sanidad y la justicia, lo son sin duda) es preciso transmitirles desde la sociedad un aplauso y apoyo constante.

No faltarán quienes consideren excesivos ciertos oropeles, especialmente en tiempos de crisis dados a la crítica de cualquier pompa y boato. Pero si os digo la verdad a mí me parece que lo más triste es la falta de reconocimiento, de estímulo y de premio a la labor en todos los sectores esenciales. Considero indignante, por ejemplo, que la administración educativa de nuestra comunidad venga cercenando sistemáticamente la promoción al Cuerpo de Catedráticos de los Profesores de Secundaria en Castilla y león. Pero donde se diría que sobran medallas yo creo que faltan, y muchas. Sin perjuicio de atender cuidadosamente a los méritos de quienes lar reciban.


En el vínculo adjunto tenéis información acerca de la Orden de Alfonso X El Sabio que concede el Ministerio, en la imagen los premiados este año, cuyos méritos no niego aunque se echan en falta docentes de "a pié" entre ellos por méritos no administrativos -maestros y profesores no universitarios, quiero decir-.

Orden 2013


martes, 8 de octubre de 2013

DIGNIDAD

Os dejo mi firma del día 2 de octubre en SER PALENCIA.

Ayer me contaba un amigo que estando camino del punto limpio a llevar unas bolsas con ropa de sus hijos decidió acercarse primero a una parroquia, por ver si allí podrían hacerse cargo de ella. El párroco le atendió de inmediato, agradeciendo su iniciativa y contándole cómo unas cuantas personas voluntarias revisarían las prendas, distribuyéndolas en función de las necesidades conocidas y enviando el resto a Cáritas a fin de su reparto en otros lugares.
 
Comentando entonces las crecientes dificultades en que se encuentran cada vez más familias y personas a consecuencia de la crisis, el sacerdote le puso de manifiesto algo ya intuido, pero no por ello menos sorprendente y terrible al mismo tiempo. Quienes peor lo pasan, vino a decir, no son aquellos que carecen de los más elementales medios de subsistencia, quienes si bien los hay hasta ahora acceden a otros recursos sin grandes dificultades. Quienes peor lo pasan son quienes deben asumir, a menudo con una crecientes sensación de pérdida de dignidad, una disminución más o menos considerable de sus ingresos y, en consecuencia, de su nivel de vida anterior. Especialmente en un entorno como el nuestro, el de nuestra pequeña Palencia, pronta al comentario, a la murmuración y al ostracismo o alejamiento social. Estas personas padecen una necesidad más allá de la primera necesidad, una ansiedad de frustración directamente proporcional a su percepción de sus pérdidas como reveses injustos e insalvables.
 
En estas circunstancias, más que nunca, resulta esencial la defensa a ultranza de los sistemas públicos más directamente relacionados con la igualdad de oportunidades, en particular el sanitario y el educativo (incluyendo la enseñanza concertada, que forma parte del mismo). Y resulta crucial luchar desde todos los sectores e ideologías para defender cada euro que se pretenda recortar, pues a la larga será un euro más de indignidad y vergüenza infligida a quienes carecen de medios para alcanzar los listones que, desde la indiferencia de sus altos sitiales, insultantes retribuciones e intolerables prebendas, establecen y, o, consienten nuestros políticos.
 
Y todo ello sin perjuicio de articular mecanismos para mantener y restituir la dignidad de las personas hoy lentamente apartadas de la actividad, como las “lanzaderas de emprendedores” explicadas por Peridis el jueves 26 de septiembre, durante la presentación del número especial de la revista “Análisis” dedicado a su persona. Lugares donde fortalecerse y ser capaz de afrontar la crisis como una oportunidad, con ayuda de todos.
 
 
He escogido esta imagen porque toda la escena de la construcción del granero en la película "Unico testigo" me parece una obra maestra en homenaje a la solidaridad humana. Por cierto, el muchacho de la derecha con el tiempo cabalgaría por océanos de arena, viajaría de Flandes a Madrid y se convertiría de montaraz en Rey en tan solo tres películas. ¿Quién es?