Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 31 de marzo de 2008

PARTICIPACION DE PEGA


La apariencia de participación del Ayuntamiento de Palencia hace aguas por todas partes. Resulta indignante que se niegue la presencia en el Consejo Municipal de Fiestas a FARSU, e insultante hacerlo so pretexto de que ya está presente la Federación. Si verdaderamente se quisiera tener participación, se daría a quien la pidiera, y si la Federación representara realmente a FARSU, no pedirían tener presencia. Eso por no entrar en más detalles, de momento.

viernes, 28 de marzo de 2008

PIEDAD Y RECONCILIACION


Salí al encuentro de la procesión a través de las Once Paradas, cruzando el río por Puentecillas y subiendo por Salvino Sierra hacia la Catedral. Al doblar el ábside, dejando a mi izquierda la entrada del Hospital de San Antolín y San Bernabé, se empezaba a ver gente pendiente de su llegada. Poco tiempo después comenzaban a apartarse, dando paso al primer hábito pardo que portaba el pendón.

Sonaban a lo lejos los ecos del tararú de la primera procesión de la Semana Santa de Palencia declarada de interés turístico nacional, y volví sobre mis pasos hacia el río, para verla llegar desde esa tierra de nadie insular que forman el llamado Sotillo de los Canónigos y el salto de agua de la presa, antaño molino de la discordia en tiempos de las revueltas del pan. Antes de cruzar de nuevo junto al bolo de la paciencia me estremecí sin querer frente a la bocacalle de Gaspar Arroyo, preguntándome si el itinerario escogido este año por la Hermandad Franciscana de la Virgen de la Piedad no estaría (perdóname el consciente modismo palentino) pensado a propósito.

Yo entonces no sabía de la historia reciente y al mismo tiempo añeja de la Cofradía más joven de nuestra capital, y bien que habría podido con atender un poco más a mis amigos Félix y Luís, a quienes posteriormente identifiqué en el recorrido. En fin, supe luego que era el cuarto año de la procesión, y el cuarto punto cardinal o barrio periférico escogido para completar una suerte de misión evangélica extramuros de los recorridos habituales, como supe también después del responso imprevisto, pero totalmente previsible, que se rezó en el umbral de la tragedia siguiendo las indicaciones del Padre Raúl Muelas, a quien ya conocía de otros menesteres en el coso de Campos Góticos.

Iba diciendo que me adelanté a la procesión para verla venir desde el otro lado del río, y así fue. Me decidí por un banco de piedra al borde de la ribera, a fin de no obstaculizar el paso y a diferencia de otros asistentes que, por desgracia, pusieron su interés personal por encima de la seriedad y la belleza del momento, obstinándose en permanecer sobre el puente, incluso en sus zonas más angostas, y desde allí, bajo un cielo estrellado, comenzando a sentir el frío y la humedad, vi venir a la Virgen de la Piedad, llorando a su hijo. La talla, pese a ser moderna, mueve a la devoción por la serenidad del rostro de la Virgen, pese al dramatismo de la escena. Los hábitos monásticos de la hermandad dan a su vez otro aire a esta acertada procesión, que rasgaba el silencio de los chopos del Sotillo con sus carracas.

Cuando consiguieron hacer pasar la imagen, no sin algún esfuerzo, me apresuré a esperar nuevamente la llegada de la imagen, esta vez desde el final del paseo central del Sotillo. Atajé para ello por el camino lateral, que discurre junto al muro de reminiscencias quevedianas, invadido de vegetación, casi desmoronado y cuyo especial encanto me trae imágenes de antaño, y contemplé de nuevo la silenciosa comitiva desde una perspectiva distinta.

Algo más tarde, tras departir con Joaquín a la puerta de Nuestra Señora de Allende el Río, sin haberlo planeado entré al acto presidido por nuestro Sr. Obispo Munilla, cuya interpretación de la parábola del hijo pródigo despertó en mi interior antiguas devociones. Y el pasado 19 de marzo recibí el inesperado y sorprendente regalo de la biografía del Santo de Asís, o más bien de la introducción a la misma de G. K. Chesterton, cuya lectura he concluido hoy.
La fotografía está tomada de la página web de la hermandad: http://www.virgendelapiedad.com/

jueves, 27 de marzo de 2008

EL SILENCIO DE LOS CORDEROS


Mientras Mariano Grillo San Martín se afana exigiendo el cumplimiento de la sentencia del TSJ en el asunto de los solares del sector 8, los principales responsables de su partido miran hacia otro lado en sus comparecencias. ¿Será porque temen que la obligación legal de destinar los terrenos a viviendas de promoción pública les pase factura en el magno y faraónico proyecto del soterramiento?

PADRES E HIJOS


Ultimamente estoy un tanto sensible a las emociones paternofiliales. Aprovecho la coyuntura para postearos un vínculo a un video de youtube que me remitió recientemente un amigo. Ya habrá tiempo de hablar de otras cosas.


viernes, 14 de marzo de 2008

UNA MANO DE PINTURA


Inmersos en proyectos faraónicos, abducidos por sueños e ilusiones casi inalcanzables, a menudo podemos caer en el error de olvidar las cuestiones más elementales. No es que debamos dejar de fijarnos metas ambiciosas, pero dedicar también suficiente tiempo, atención y recursos a conservar adecuadamente lo que ya tenemos resulta indispensable.

Estas reflexiones me surgen evocando las imágenes recientemente vistas de los propietarios del bar “Alaska”, limpiando y pintando las paredes interiores y exteriores y repasando el mobiliario del casi centenario local de la esquina de nuestra calle Mayor con Barrio y Mier. El establecimiento, no sé si decano de los de su clase en la capital o al menos del centro de la misma (salvo mejor derecho de su vecino Jauja, del Bahía, el Estela, el Chaval de Lorenzo o algún otro que no acierto a mencionar), presenta hoy, merced a tan sencillo pero imprescindible esfuerzo periódico, un aspecto brillante y luminoso, renovado pese a su inalterable e inalterada decoración. Y es muy de agradecer.

Pues bien, de forma similar al comerciante o particular que se ocupa periódicamente del mantenimiento y conservación de su negocio o vivienda, creo que el equipo de gobierno de nuestro Excelentísimo Ayuntamiento, cuya Casa Consistorial ya va necesitando, por cierto, una buena mano de pintura, debería atender en lo sucesivo con mayor rigor al mantenimiento y conservación de nuestras aceras y calles, parques y jardines, mobiliario urbano e instalaciones municipales de todo tipo. Ojo, no se me entienda mal, no digo que no lo haga en absoluto, pero sí que debe hacerlo más, y las razones están a la vista de cualquiera.

De poco sirve perseguir y obtener declaraciones de interés nacional o regional para los distintos acontecimientos que se producen en la ciudad si los turistas que a la misma se aproximan encuentran imágenes de descuido o abandono. Y ninguna autoridad moral tiene una corporación municipal para exigir a sus vecinos unos comportamientos cívicos y decorosos que, por otra parte, no debería ser necesario regular y sancionar en una ordenanza, si desatiende económicamente el mantenimiento y conservación del patrimonio urbano en sus presupuestos, para dotar de forma recurrente partidas destinadas a delirios que nunca se convierten en realidad. Menos ordenanzas y más papeleras, menos fuentes y más asfaltados, menos coches oficiales y más contenedores, menos estatuas y más manos de pintura darían a la imagen de Palencia un esplendor de que es plenamente merecedora.

La ilusión por los proyectos de futuro no puede ni debe hacernos perder de vista el presente, y los esfuerzos que requiere mantener la herencia recibida. Además de la conveniencia de disponer de un margen suficiente para atender supuestos extraordinarios. Es muy preocupante, por ejemplo, que el Ayuntamiento de una capital de provincia como la nuestra tenga tan escaso margen para sus gastos corrientes que precise acudir a los fondos de solidaridad dotados por anónimos donantes para otros fines, al objeto de sufragar el incremento de aquellos en caso de situaciones catastróficas. Si los intereses generales (de municipales a nacionales, pasando por todos los ámbitos territoriales) se gestionaran con el mismo criterio y sentido común de cualquier familia normal y corriente, otro gallo cantaría.

martes, 11 de marzo de 2008

ANIVERSARIO DEL 11 DE MARZO


" ... hay dos razas de hombres en el mundo y nada más que dos: la "raza" de los hombres decentes y la raza de los indecentes".


Víctor Frankl; "El hombre en busca de sentido".

lunes, 10 de marzo de 2008

BIPARTIDISMO Y MODERACION


De los resultados tomados de la web del Ministerio del Interior ( http://www.generales2008.mir.es/ )y ya sobradamente conocidos, cabe extraer a vuelapluma las siguientes conclusiones:


Muy alta participación efectiva (75,66% Congreso, 76,03% Senado).

Consolidación del bipartidismo: PSOE y PP suman el 83,75% de los votos al Congreso y 202 sobre un total de 208 senadores (101 y 101).

Rechazo de las posiciones más radicales de la izquierda (hace mucho que las derechas radicales apenan pintan nada por sí solas): caida de IU y ERC.

Exito del carisma personal de Rosa Díez, que logró 131.242 votos en Madrid consiguiendo un escaño.

Fracaso de Ciudadanos, con apenas 24.000 votos en Barcelona y 45.000 en todo el territorio nacional.


Si la mayoría de los españoles somos personas sencillas (escogemos entre rojo y azul) y moderadas, solo falta que la mayoría moderada de los rojos y de los azules modere realmente a sus representantes. A ver si es verdad.

viernes, 7 de marzo de 2008

jueves, 6 de marzo de 2008

EL PARTIDO DE VUELTA


Confieso que el debate del lunes me sorprendió en un doble sentido: no esperaba tanto de Zapatero, y esperaba mucho más de Rajoy. He llegado a dudar, medio en broma medio en serio, si la estrategia del segundo no fue dejarse ganar, a fin de relajar la tensión de los votantes del primero y alarmar a los suyos, motivándolos de cara al domingo. Sin ánimo de ser exhaustivo, los hechos son los siguientes: 1) Rajoy perdió el debate, y 2) Zapatero lo ganó.

En mi opinión, Rajoy perdió el debate porque desaprovechó la ventaja de la última palabra reiterando un mensaje casi idéntico al del primer encuentro, cuando obtuvo un mejor resultado. No escuché una sola propuesta adicional, ni percibí esfuerzo alguno por anticiparse a la más que probable reacción del adversario. Tal vez la estrategia trazada, debido a una cierta soberbia insana de buena parte de los dirigentes históricos de su partido, fuera demostrarle a la gente su firme convencimiento en lo dicho hasta ahora, no alterando ni modificando una sola coma, ni reconociendo o rectificando un solo error (por cierto, citar la financiación autonómica y el I.V.A. de pasada no es preguntar sobre la economía, las cosas como son). Lo cual puede tener cierta lógica, pero no ayuda a ganar un debate electoral.

Y creo que Zapatero ganó el debate porque aprendió de los errores del anterior. Se le vio mucho más relajado y, a la vez, contundente. Más preparado, firmemente asentado en su libro blanco sorpresa (hasta el último momento, pues apuraron después el plazo para colgarlo en internet), cuya lectura y revisión aconsejo, introdujo muchas más propuestas (algunas para dentro de 12 años, no obstante), buscó y consiguió el famoso “efecto frase” en varias ocasiones, tensó hasta el límite la paciencia de Olga Viza (mucho mejor, por discreta y sutil, que Campo Vidal) mediante el truco de la interrupción corta pero constante y, en fin, ni reconoció error alguno ni se metió en ningún jardín.

Pero mientras Rajoy estaba dispuesto a perder el debate con tal de no soltarle la mano a la niña, Zapatero llegó a renegar de sí mismo con tal de ganarlo y llevarse el gato al agua, convirtiéndola en vino por el mismo arte de birlibirloque por el que convirtió sus mentiras sobre la economía hoy en verdades de ayer, las negociaciones políticas con ETA en inexistentes pese a PCTVs, ANVs y De Juanas, y la desmembración del estado de las autonomías en un simple desarrollo reglamentario del título VIII de la Constitución.

Por eso precisamente, pese a la simpatía que me producen los proyectos de Ciudadanos y UPyD en tanto impulso necesario para una futura regeneración de la vida política española, y no obstante sus múltiples desatinos, hoy creo que a España la vendría mejor el Partido Popular en el Gobierno o, cuando menos, condicionando la acción de éste como interlocutor necesario de un Partido Socialista en mayoría simple, que se vería forzado a pactar con él en lugar de con sus socios habituales; aunque espero que Rajoy, o quien corresponda, sea capaz de quitarse la coraza a partir del 10 de marzo, y sacudirse tanto cabezón que está de más desde hace cuatro años. Pues me consta que hay en el Partido Popular personas mucho más serias y preparadas que los primeros espadas mediáticos de este periodo que se cierra (en Palencia tenemos ejemplos claros de ambos), y que serán los primeros quienes le harán más merecedor en el futuro de la confianza de los ciudadanos.

lunes, 3 de marzo de 2008

LA COSA SE PONE FEA


A continuación transcribo una noticia tomada de la edición digital del Norte:


Al dueño del bar la Tejera, situado en la Avenida de Santander, y a los clientes que en ese momento se encontraban en el interior del establecimiento, no se les olvidará fácilmente el suceso vivido ayer cuando dos encapuchados armados entraron y desvalijaron el local de la capital palentina.El suceso se produjo poco antes de las 2 horas, cuando el bar estaba ya con las verjas a medio bajar. En ese momento, dos personas -según fuentes policiales de etnia gitana- accedieron al interior del local hostelero cubiertas con una media y pertrechadas con una pistola -la Policía Nacional investiga si el arma de fuego podía ser simulada- y un cuchillo, y se encontraron con los últimos clientes del día, amén del dueño del establecimiento. Según fuentes policiales, los atracadores -no se descarta que procedan de Palencia- podrían haber estado esperando al cierre del local para cometer el delito.Sea como fuere, lo cierto es que los dos encapuchados encañonaron a los clientes y les conminaron a entregarles sus carteras, alhajas y los teléfonos móviles, mientras se apoderaban de la recaudación del establecimiento y del dinero de las máquinas tragaperras. Según las testigos, los atracadores se tomaron su tiempo para cometer el delito, ya que, al parecer, permanecieron en el interior del bar más de diez minutos. Una vez provistos del botín, los delincuentes huyeron a toda velocidad del lugar en un coche robado antes en Valladolid.Hasta el bar acudieron agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local, alertados del atraco, sin que pudieran encontrar a los autores del hecho delictivo. La Policía Nacional llevó a cabo la inspección ocular del local en busca de alguna huella que pueda facilitar la identidad de los dos atracadores y proceder a su detención.El pasado mes de diciembre, dos menores intentaron atracar otro bar, esta vez en la localidad de Frómista, también cubiertos y armados con una escopeta, pero el dueño del local evitó el atraco al forcejear y desarmar a uno de los menores.


A los que vivimos en Palencia esto tiene que servirnos de aviso. Las cosas van de mal en peor.